El día de hoy te traemos las mejores técnicas de la abuela para saber como curar hongos en los pies con antídotos naturales; es una afección tan frecuente como desapacible y a veces es bien difícil eliminarla. No obstante, no es recomendable dejarla pasar, puesto que tiende a empeorar, aparte de ser infecciosa.

Los hongos acostumbran a aparecer debido a la humedad continua que tiene el pie en el zapato, el sudor y el calor son el caldo de cultivo ideal para su desarrollo; si bien asimismo se pueden contraer en piscinas o bien baños. Con dedicación y perseverancia, si utilizas los antídotos caseros que el día de hoy te presentamos, lograrás quitarlos. Prosigue leyendo para conocer el primer antídoto.

Vinagre blanco

El vinagre blanco trata de forma eficiente el conocido pie de atleta, blíster y otros sufrimientos infecciosos de la piel. Solo debes poner tus pies en remojo a lo largo de quince minutos en una mezcla de agua con vinagre. Entonces seca realmente bien los pies y repite la operación día a día hasta el momento en que desaparezcan.

Como curar hongos en los pies

Aceite de ajo

El ajo es buenísimo por sus propiedades antibióticas y antibacterianas; debes diseminar el aceite de ajo por la zona perjudicada, múltiples veces día a día.

Aceite del árbol del té

Este es un antídoto natural famosísimo. Solo deberás poner unas gotas sobre los hongos del pie día tras día o poner en remojo los pies en una mezcla de agua con aceite del árbol del té a lo largo de unos minutos.

Aceite de lavanda

Aparte de proporcionarte una agradable sensación de frescor, este aceite contribuirá con la supresión de los hongos. Debes entremezclar igual cantidad con aceite de orégano, entonces aplicar sobre los hongos, tres veces al día.

Como curar hongos en los pies

Para eludir tener que regresar a hacernos el interrogante como curar hongos en los pies y prevenirlo

I. Sostenga sus pies limpios y secos, en especial entre los dedos. Lave sus pies con agua y jabón y seque el área con mucho cuidado y por completo. Trate de hacer esto cuando menos un par de veces al día.

II. Use calcetines limpios de algodón y cámbieselos frecuentemente para sostener los pies secos.

III. Cuando vaya a duchas o bien piscinas públicas siempre y en todo momento use sandalias. Utilice maicena espolvoreándola  en los zapatos y los pies para sostener los pies secos a lo largo del día.

IV. No use zapatos de plástico.

Si  tiene una erupción cutánea en el pie que no mejora o bien en verdad, pero bien empeora, tras haber seguido el cuidado preciso, consulte a su médico. Consulte a su médico inmediatamente si nota enrojecimiento excesivo, inflamación, secreción o bien fiebre, o bien si  tiene diabetes y sospecha que tiene pie de atleta.