Actualmente, merced a la tecnología moderna, la ciencia está muy desarrollada y ha conseguido revisar que si el planeta prosigue el paseo que se ha forjado el futuro de la humanidad es desaparecer. Millones de especies animales y vegetales ya se han extinguido, tal como gran parte del medio entorno. ¿Va a ser que los humanos acabarán por extinguirse a sí mismos? De ahí que crear conciencia ecológica es esencial es estos tiempos.

No obstante, hay una luz de esperanza que, si bien muy sutil aun, podría representar la salvación de la especie. Los hábitos y comportamientos de las personas están mudando. El hecho de que todo cuanto hacemos repercute directa o bien de manera indirecta en el planeta Tierra influye poco a poco más en las acciones de los hombres, así sea como individuos, como sociedad o bien globalmente.

conciencia ecologica

Infundir respeto por el medio entorno a las generaciones más jóvenes es una obligación ética de los mayores, de la sociedad por norma general, así sea en forma de políticas como a través de la enseñanza en los institutos o bien con el ejemplo en su ambiente más próximo. No en balde,  son el futuro y de esa transmisión de valores va a depender el futuro del planeta.

¿Pero cómo producir conciencia ecologica?

Producir conciencia ecológica en los jóvenes va más allá de campañas puntuales que inviten a reciclar o bien de declaraciones a favor del medio entorno de boca de sus ídolos. Si bien todo ayuda, realmente solo una educación que comience en la infancia conseguirá el objetivo: que sean ciudadanos informados, con espíritu crítico, pues solo entendiendo y amando a la naturaleza se contribuirá a su preservación.

 

Los primeros años son esenciales. En el seno de la familia o bien en los institutos es donde se socializa al pequeño, el periodo en el que se desarrolla su personalidad y se le orienta para un mejor desarrollo. Los valores, los conocimientos y las actitudes que inculquen el respeto por el resto (lo que incluye la Naturaleza) se transmitirán mediante cuentos, actividades escolares y, en especial, mediante la convivencia familiar.

conciencia ecologica

 

Reciclar es ameno y divertido

Reciclar es basar para iniciar a desarrollar una conciencia ecológica. El reciclaje creativo es un filón para entretener a los jóvenes y abrirles un planeta de posibilidades que poder aprovechar para sus intereses. Descubrirán que pueden transformar objetos desechados o bien que ya no se utilizan en otros verdaderamente útiles y amenos, mientras que comprenderán desde su experiencia el inconveniente de los restos y la relevancia de separarlos, tal como de supervisarlos produciendo el mínimo y reciclando apropiadamente.

En Navidad, por poner un ejemplo, sería entretenido hacer las habituales coronas de forma opción alternativa, usando envoltorios de caramelos, papel de aluminio con el que envuelven el bocadillo del cole, botellas de plástico o bien cualquier otro objeto reciclado.

conciencia ecologica

Conocer y querer la naturaleza

Asimismo hay que familiarizar a los más jóvenes con la Naturaleza. Estar en contacto directo con ella con regularidad es esencial para su buen desarrollo físico y mental. Mas no solo eso, por el hecho de que el medio entorno no solo es un sitio del que favorecernos, sino más bien un espacio compartido con otros seres vivos que merecen un respeto.

Las salidas al campo son una fantástica ocasión a fin de que los más jóvenes tomen conciencia de que es posible gozar del ambiente natural sin atentar contra el ecosistema. Nuevamente, la imposición no marcha. Descubrir la Naturaleza es una aventura apasionante que debe resultar enriquecedora en todos y cada uno de los sentidos.

 

Si lees esto es pues te resulta interesante la ecología y deseas aportar tu grano de arena para el cuidado del planeta Tierra. Transfórmate en un ser ecológico ya! Toma conciencia ecológica y recicla, ahorra energía y haz todo cuanto esté a tu alcance. Tus hijos, nietos y la humanidad entera te lo agradecerán, aparte de que es una ocasión de mudar tu forma de vida y ser más saludable.